Conozcamos un poco más sobre el CANNABIDIOL

¿Qué es el CBD? 

Cuándo hablamos de las siglas CBD nos estamos refiriendo a un compuesto activo de las plantas Cannabis Sativa llamado Cannabidiol.

Si bien es cierto que es uno de los compuestos que se encuentra en mayor proporción en la planta, no es el único. Cada vez se descubren más! Hasta el momento se habla de más de 100 cannabinoides, de los cuales lamentablemente aún se sabe muy poco. Un problema típico para este tipo de cuestiones que emergen en una sociedad sometida a censuras, tabú, persecución, generalización, etc.

Si bien el CBD es un compuesto que actúa en el sistema nervioso central, y por lo tanto es psicotrópico, no tiene los efectos psicoactivos del THC. El mismo hasta puede contrarestar los efectos que el otro produce. También puede funcionar como antiinflamatorio, analgésico, neuroprotector, anticonvulsivante, antioxidante, anti-náusea y antiemético, antitumoral, ansiolítico, antipsicótico, reductor de apetencia por diferentes drogas (entre ellas ampliaremos en otro blog sobre como el cbd puede reemplazar diferente tipo de compuestos de farmacéutica que suelen ser mucho más adictivos, desde estímulantes como el adderal o benzodiacepinas, ansiolíticos, analgesicos, antidepresivos, etc).

Algunas de las enfermedades de las cuales son tratadas con CBD son:

Epilepsia, enfermedades neurocognitivas, dependencias químicas, ansiedad, psicosis, enfermedades inflamatorias como la poliartritis crónica, enfermedad de crohn, enfermedad inflamatoria intestinal, acompañamiento de la quimioterapia, tratamiento antitumoral, entre otros.


¿Qué relación tiene con el cuerpo humano?

En la década de 1980, la administración del presidente Ronald Reagan invirtió decenas de millones de dólares en estudios destinados a demostrar que la marihuana causa daño cerebral y deterioro cognitivo. Como se puede suponer, estos estudios no pudieron probar dicha afirmación sesgada políticamente; y, en cambio, terminaron descubriendo el sistema endocannabinoide.

Los cannabinoides que forman parte del sistema endocannabinoide tienen un parecido notable con los cannabinoides que se encuentran en el cáñamo, la marihuana y otras subespecies de cannabis. Y su descubrimiento es tan reciente que llevan su nombre.

Pero, Qué es el sistema endocannabinoide?

El Sistema Endocannabinoide es un sistema complejo de regulación de la homeostasis (equilibrio del medio interno) del cuerpo humano cuya importancia puede inferirse a partir de los hallazgos de la investigación científica sobre las funciones que cumple y los sistemas fisiológicos con los que se relaciona en salud y enfermedad. Es un sistema de comunicación intercelular, que ha sido caracterizado con todos sus componentes: los ligandos endógenos (AEA y 2-AG), los receptores (CB1 y CB2), los precursores químicos y las enzimas de degradación (FAAH y MAGL). A estas piezas básicas se agregan otros receptores como GPR55 y TRPV1, y ligandos conexos PEA y OEA.

Los sistemas endocannabinoides existen en mamíferos, reptiles, pájaros y peces (y posiblemente incluso en algunos invertebrados). Los receptores cannabinoides que lo forman se extienden por todo el cuerpo humano, con mayores concentraciones en el sistema nervioso central y periférico y en el sistema inmune.

De esta forma, es el encargado de controlar una amplia gama de funciones biológicas, que incluyen el sueño, el estado de ánimo, el control de la temperatura, la respuesta inmune, la percepción del dolor y el placer, la fertilidad, la memoria o el apetito.

Así, cada vez que ocurre un problema de salud, el sistema endocannabinoide (SEC) liberará sus endocannabinoides de forma natural para restablecer el equilibrio y solucionarlo. Sin embargo, a veces, no puede hacer el trabajo él solo, lo que puede ser causa de distintas afecciones crónicas. 


Los tres elementos principales del sistema endocannabinoide

Endocannabinoides: son similares a los compuestos químicos que se encuentran en el cannabis, como el CBD y el THC, que se llaman fitocannabinoides (phyto = planta en griego). El prefijo "endo" significa endógeno, refiriéndose al hecho de que se producen internamente en el cuerpo. Los investigadores han identificado dos endocannabinoides principales: anandamida y 2-AG.

Receptores cannabinoides: los receptores cannabinoides se encuentran en la superficie de las células en todo el sistema nervioso y en otros órganos. Los endocannabinoides, así como los cannabinoides externos que se toman con el cannabis, pueden unirse a estos receptores, permitiéndoles comunicarse con varios sistemas corporales y restablecer el equilibrio donde sea necesario. Los dos tipos principales de receptores cannabinoides son los receptores CB1 y CB2.

Enzimas: después de que los endocannabinoides se han unido a los receptores cannabinoides y han cumplido su propósito, las enzimas del sistema endocannabinoide trabajan para descomponerlos, evitando que se acumulen en exceso. Así como hay dos endocannabinoides, hay dos enzimas principales para descomponerlos. Las enzimas FAAH (amida hidrolasa de ácidos grasos) descomponen los endocannabinoides de anandamida, mientras que las enzimas MAGL (monoacilglicerol lipasa) descomponen los endocannabinoides 2-AG


¿Qué sucede cuando éste falla?

Muchas enfermedades son fallos de los sistemas de regulación. Es el caso de enfermedades del sistema endocrino, las que pueden deberse a un exceso o déficit de la acción de las distintas hormonas. Así, se reconocen las hiper o hipo funciones hormonales, como es el caso del hiper e hipotiroidismo, o la diabetes. Estas alteraciones pueden a su vez ser genéticamente determinadas o adquiridas. No resulta entonces difícil imaginar y comprender que un sistema tan complejo como el SEC también podría presentar fallos genéticos o adquiridos. Dada la ubicuidad de este sistema y de la enorme variedad de mecanismos y acciones que regula, tampoco es difícil comprender que estos fallos podrían expresarse de una forma muy variada, dependiendo del órgano o sistema en el que hubieran ocurrido.

En función de que múltiples enfermedades con síntomas muy disímiles y aparentemente no relacionadas han tenido respuesta positiva al tratamiento con cannabis. Se llegó a conjeturar si muchas de las enfermedades que se tratan con cannabis y cannabinoides podrían ser explicadas como fallos estructurales del mismo sistema, o bien como fallos funcionales, es decir, de su propia regulación o capacidad reguladora. Teóricamente esto significaría que podría haber déficits y/o aumentos de los endocannabinoides, de sus receptores o de las enzimas que los producen o destruyen. Otra posibilidad sería que la enfermedad en curso supone una exigencia tan intensa o prolongada que supera la capacidad regulatoria de este sistema. En suma, podrían haber fallos genéticos (errores en los genes que codifican el SEC) o ser adquiridos como consecuencia del impacto de algunas condiciones en el sistema.

Dada la importancia fisiológica del SEC, se comprende que una alteración que determine variaciones en los niveles de los endocannabinoides por fallos en la producción o destrucción, y/o de la densidad en más o en menos de los receptores (sitios de acción), puede determinar consecuencias que se reflejen en las funciones primordiales de este sistema: regulación del dolor, del estado de ánimo, de las funciones digestivas y la alimentación, de la inmunidad y del sueño. Incrementos o disminuciones en el tono de este sistema se asocian a varios estados patológicos. En algunas situaciones las alteraciones del SEC serían el fallo primario y, en otras, una compensación que desarrolla el SEC frente a algunas condiciones fisiopatológicas para aliviar la sintomatología. De tratarse de una injuria transitoria, la compensación también lo sería.



"La marihuana mata neuronas"

Efectos neuroprotectores y neurogénicos del sistema endocannabinoide cerebral

El mantenimiento de la homeostasis es un requerimiento esencial para la supervivencia de los seres vivos. En el organismo, el sistema immune (SI) y el sistema nervioso central (SNC), tienen una especial relevancia para la restauración del balance fisiológico. En las enfermedades neurodegenerativas se produce una pérdida de este balance homeostático debido a diferentes causas, unas conocidas y otras no, lo cual dificulta enormemente el tratamiento de estas mismas. Entre las causas del inicio del proceso neurodegenerativo mejor estudiadas destacan la aparición de radicales libres (derivados del oxígeno o nitrógeno), excitotoxicidad, agregación de proteínas (enfermedad de Parkinson y Alzheimer), autoimmunidad (esclerosis multiple), hypoxia (ictus), neuroinflamación o disfunción mitocondrial que conllevan asociadas la creación de un escenario pro-inflamatorio, neurotoxicidad y finalmente muerte neuronal.

A lo largo del proceso evolutivo, el SNC de los mamíferos ha desarrollado diferentes estrategias de reparación endógena en respuesta al daño cerebral, trauma o neurodegeneración. Entre otros mecanismos, el sistema endocannabinoide cerebral, en principio considerado como un sistema neuromodulador, es clave en estos procesos neuroregenerativos debido a sus efectos neuroprotectores (anti-oxidantes y anti-inflamatorios) y neurogénicos (producción de nuevas celulas nerviosas en el cerebro) en enfermedades neurodegenerativas (Molina-Holgado & Molina-Holgado, 2010).



BIBLIO

https://www.fundacion-canna.es/el-fallo-del-sistema-endocannabinoide-una-teoria-o-una-realidad

https://www.dinafem.org/es/blog/que-es-el-cannabis-sativa/

https://www.dinafem.org/es/blog/ca-amo-vs-marihuana/

https://www.dinafem.org/es/blog/interaccion-cbd-sistema-endocannabinoide/

https://www.royalqueenseeds.es/blog-el-cbd-y-su-increible-efecto-sobre-el-cerebro-n983

https://www.fundacion-canna.es/el-sistema-endocannabinoide-cerebral-en-la-enfermedad-de-alzheimer

https://saltonverde.com/cbd-y-sus-usos-terapeuticos/#acceptLicense

https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/consumer-health/expert-answers/is-cbd-safe-and-effective/faq-20446700

https://www.kalapa-clinic.com/cannabidiol/

https://geaseeds.com/blog/cbd-cannabidiol/

https://sensiseeds.com/es/blog/que-son-el-cannabidiol-y-el-aceite-de-cbd-y-como-se-usa-el-cbd-en-la-medicina/


Mi carrito